El faro de las orcas ··· el poder de los animales

¡Hola a todos! Los que me conocen saben que soy una amante del cine, que puedo ir casi a diario, sola, acompañada, a disfrutar de una buena película sin el ruido de las palomitas. Hoy vengo a contaros una casualidad de la vida. Había leído la sinopsis de “El faro de las orcas” y tenía pendiente ir a verla, pero pasaba por delante de la cartelera cuando veo un anuncio en pequeñito que ponía: mañana su director, Gerardo Olivares (director de Entrelobos), presentará la película en estos cines. Oh! sorpresa de las agradables, no solo iba a poder disfrutar del cine sino también preguntar al propio director acerca de la película. Así que ahí qué fuí para poder presentaros “El faro de las orcas“.

ff0bcb47-8667-4655-a1c6-f14bfd49e5a5

Gerardo Olivares, director de “El faro de las orcas”, en la presentación del filme en los cines Monopol (Las Palmas).

La película cuenta la historia de Lola, que viaja con su hijo Tristán, el cual padece autismo, hasta la Patagonia Argentina para encontrarse con Beto, un guardafauna que tiene una relación muy especial con las orcas salvajes. El motivo de este viaje tan largo: Tristán ha mostrado por primera vez en su vida empatía y respuesta de estímulos ante la visión de las orcas en un documental que vio por la televisión, donde Beto interactuaba con ellas. La determinación de Lola de luchar por la mejora de su hijo, la peculiar personalidad de Tristán y su relación con la naturaleza harán que la vida de todos ellos cambie para siempre.

el-faro-de-las-orcas-asi-se-hicieron-los-efectos-especiales_landscape

No os quiero desvelar mucho ya que la película se encuentra aún en cartelera, solo añadir que el trabajo a nivel técnico es admirable, ya que se ha rodado entre la Patagonia Argentina, Madrid y Fuerteventura. Su director viene del mundo de los documentales, así que la paciencia ya la tiene curtida a la hora de grabar escenas con animales, pero aquellas en las que se requería un contacto directo con las orcas se tuvo que recurrir a efectos especiales de la mano de grandes especialistas como son los que crearon al Monstruo de Bayona, o al Laberinto del fauno. A nivel interpretativo vemos a una Maribel Verdú tan maravillosa como siempre, a un menos conocido pero sensible Joaquín Furriel y a un sorprendente niño argentino de diez años, Joaquín Rapalini, que interpreta a un niño autista desde el mayor respeto y credibilidad imaginable. Las escenas de interior fueron grabadas en Madrid, mientras que las exteriores entre Fuerteventura y la Patagonia, por lo que el acting de sobresaliente.

hqdefault

Acompañada por una banda sonora que te envuelve y la emotividad del tema tratado, esta historia, basada en hechos reales, te conmueve y emociona desde lo más profundo.

La historia, además, está basada en hechos reales, y aunque como en toda historia está el toque del director con su parte de ficción, el niño al que interpreta Joaquín Rapalini es hoy un joven de veintitrés años con una vida estable dentro de sus capacidades y feliz. Para la grabación se contó con la ayuda del verdadero Beto, que indicó detalles como, por ejemplo, que el caballo se debía cabalgar sin montura porque él siempre lo había considerado así (de hecho, el caballo que aparece en la película es la cría del de la historia real).

efdlo_galeria001

Aquí os dejo el trailer y mi recomendación para que, sin dudarlo, vayáis todos al cine y disfrutéis de esta película que, una vez más, demuestra que el ser humano ha de estar en contacto con la naturaleza para mantener una óptima salud mental.

 

Viendo el filme recordé la intervención de Sergio Ramirez en El Primer Congreso Nacional sobre el Síndrome de Asperger (recuerdalo haciendo click aqui) en su ponencia “Asperger y reinserción socio-laboral desde las intervenciones con animales”, donde se habló de la asociación Nahai, y se recordó que en los niños con Asperger tener un perro además es un elemento facilitador a la hora de establecer relaciones sociales, ya que el simple hecho de sacarlos a pasear y encontrarse con otros vecinos con sus perros les permite conocer a los dueños y establecer un contacto. En Extremadura, recordar que existe también el centro educativo “Asociación de padres de niños autistas de Badajoz“, en la que su director, Francisco Javier Estévez, lleva a cabo una labor similar con caballos.

El-faro-de-las-orcas6.jpg

Martha Marcy May Marlene

¡Hola a todos! hace tiempo que no hago una publicación a cerca de una película. La había visto hace unos años y quizá por mi juventud e ignorancia no entendí de misa la mitad, pero ayer la ví de nuevo y creo que se trata de un filme excepcional, según algunos críticos una mezcla entre Hitchcock y Haneke (posiblemente porque recoge lo mejor de cada uno). Así que (redoble de tambores), os presento a Martha Marcy May Marlene, cuatro nombres, una misma chica.

Martha Marcy May Marlene (EEUU – drama – 2011), dirigida y escrita por Sean Durkin y protagonizada por una maravillosa Elizabeth Olsen, John Hawkes, Sarah Paulson y Hugh Dancy. La película gira en torno a una joven que sufre de delirio y paranoia al regresar con su familia (su hermana, concretamente), tras más de dos años sin dar señales de vida, después de vivir con una secta abusiva en las montañas Catskill.

Las películas no se ruedan en el mismo orden en el que están escritas. Ésta, juega precisamente con las confusiones “antes-ahora” y “realidad-sueño”. Martha Marcy May Marlene, cuatro nombres diferentes para una misma chica, o lo que serÍa lo mismo, la indefinición del yo. Esta es la situación en la que se encuentra la protagonista de esta película, Martha (su nombre real), o mejor dicho Marcy, o May (como le “bautizan” en la secta), o  Marlene (Marlene Lewis es el nombre al que todas responden al coger el teléfono)…

El film comienza con un grupo de personas que vive en un caserón aislado de la sociedad y con aspecto de comuna hippy, en la que destaca una serie de comportamientos que refleja cómo viven bajo unas estrictas directrices marcadas por un líder al que todos respetan y obedecen, y que ha conseguido que acepten estas situaciones como algo normal en sus vidas. En su opera prima, Sean Durkin, trata el tema de las sectas pero desde un punto de vista imparcial,  refiriéndose a ella como “la familia” (concepto que recuerda a Charles Manson y su séquito).

01

martha-marcy-may-marlenemartha-marcy-may-marlene-clip-2

Una mañana, Martha huye de la secta liderada por el enigmático Patrick, cuando Watts, uno de los miembros de la secta, la sigue hasta un dinner y trata de convencerla de que regrese. Ella accede a un teléfono público y llama a su hermana Lucy, la cual llevaba más de dos años buscandola, y, quien finalmente la recoge en una estación de autobús cercana y la lleva a su casa de verano en Connecticut, en donde vive con su esposo Ted. La única explicación que da Martha es que ha estado viviendo con su novio en las montañas Catskill y decide no mencionar la secta para nada.

martha-marcy-may-marlene-01

Martha tarda muy poco en mostrar unos comportamientos fuera de lo común, que conforme avanzan los días se van mezclando con paranoia y pérdida del concepto de la realidad, mientras que a el espectador se le van mostrando pequeñas pinceladas de su vida pasada mediante la utilización de flashbacks, en los que el espectador puede ver de forma cruda y realista el proceso por el que pasan los nuevos miembros de “la familia” desde su ingreso hasta que encuentran su lugar dentro de la comunidad liderada por el carismático Patrick (proceso que incluye cambio de hábitos alimenticios, trabajo en la granja, violaciones, robos y orgías).

olsenhawkes_featured_photo_gallery

Cada analepsis tiene un sentido para poder comprender el final (aunque, advierto, te dejará igual de descolocado).

leadership

 

giphy

200

 

 

 

 

file_558898_mmmmending_11282011_183221

Os dejo el trailer y un enlace para aquellos que tras verla, se queden a cuadros y necesiten saber más. ¡¡Si queréis saber más sobre la película y sus escenas claves continuar leyendo el artículo!!

 

…………………………………………………………………………………………………………………..

  1. Martha decide ir a nadar y se quita todas sus ropas, quedándose desnuda, hecho por el cual su hermana la regaña fuertemente. Durante los días que siguen, Martha continúa actuando inusualmente y sin considerar las normas sociales.
  2. Martha conoce a Patrick, quien a los pocos minutos declara que ella «parece como una Marcy May» y no una Martha. Patrick empieza a mostrar un fuerte interés en Martha hasta que la viola como parte de un ritual de la secta y una de las mujeres del grupo afirma que fue «afortunada» de tener a Patrick como su primera pareja sexual. Días después, Patrick canta «Marcy’s Song» de Jackson C. Frank en frente del grupo y todo el grupo comienza a llamarla Marcy May. También se muestra a la secta nadando desnudos en una catarata.
  3. Martha entra al cuarto de Lucy y Ted mientras están teniendo relaciones y se acuesta a los pies de su cama. Lucy, horrorizada, le explica a su hermana que su comportamiento no es normal, mientras que Ted se enoja por el incidente. Martha sigue teniendo problemas para adaptarse a su antigua vida, prefiriendo dormir en el suelo que en la cama.
  4. También insiste en que ella es una maestra y una líder y cuando Ted le pregunta por sus planes a futuro, ella responde que no necesita dinero ni cosas materiales.
  5. Mientras le enseña cómo usar un arma, Patrick le pide a Martha que mate un gato para probar que ella es «una maestra y una líder» y después que le dispare a un miembro de la secta, pero ella rehúsa hacer ambas cosas.
  6. Martha sospecha que los sectarios la están vigilando y cuando una camioneta negra idéntica a la del grupo aparece cerca de la casa, ella asume que es la misma y le destroza una ventana.
  7. Lucy organiza una fiesta y Martha cree que el barman es uno de los hombres de Patrick, por lo que se pone histérica y empieza a gritar, obligando a los invitados a abandonar el lugar. Lucy trata de comprender lo que le ha pasado a Martha, mientras que Ted sugiere que busquen ayuda profesional.
  8. Martha y otros sectarios entran en otra casa, pero son sorprendidos por el dueño y, mientras tratan de salir, Patrick aparece y le pregunta si piensa llamar a la policía. El hombre ordena al grupo que se vaya y promete no llamar a las autoridades, pero Kate, una miembro de la secta, lo apuñala en su espalda.Los sectarios huyen del lugar con Martha en estado de shock. Martha trata de aceptar lo que pasó esa noche y Patrick le exige que se controle ya que ella es su favorita, a la vez que trata de convencerla de que la muerte es algo bueno.
  9. Al despertarse de una pesadilla en la casa de verano, Martha ataca accidentalmente a Ted y la pareja le informa que le buscarán ayuda psiquiátrica y que ellos pagarán por ella.
  10. A la mañana siguiente, Martha va a nadar al lago y ve a un hombre mirándola fijamente desde la orilla.
  11. ESCENA FINAL…. tenéis que verla 😉

file_558898_mmmmending2_11282011_190727

Sigue leyendo “Martha Marcy May Marlene”

Fobias de impulsión

Te diriges a coger el metro. Mientras estás esperando, de repente te viene un pensamiento a la mente (para ti totalmente absurdo), de la posibilidad de descontrolarte y tirarte a las vías del tren, o incluso el pensamiento o el impulso de que podrías empujar a algún otro viajero y tirarlo a la vía.

¡Hola a todos! ¿Te ha pasado esto alguna vez? Se denomina fobia de impulsión, y es más común de lo que crees. El post de hoy va dedicado a este tema, algo que le sucede a la mayoría de personas, y que resulta algo tabú hablar de ello, debido al contenido inmoral, ilegal, o bizarro de este tipo de pensamientos.

Definiríamos fobia de impulsión a un pensamiento, sensación o impulso (que incluso puede visualizarse) que siente una persona de poder realizar una acción que en el fondo no es deseada , y que muy a menudo implica hacer mal a los demás o a ella misma, lo que provoca un miedo intenso ante esta posibilidad de hacer daño a otras personas o incluso a uno mismo.

Miedo a los cuchillos, por el temor a poder coger uno y usarlo con una intención dañina hacia uno mismo o hacia otros. Miedo al tren, al metro, o a las alturas, también por el temor de descontrolarnos y lanzarnos. También es común presentar una fobia de impulsión en el post-parto, provocando a las madres miedo a perder el control sobre ellas mismas y poder  dañar a sus bebés.  Algunos ejemplos comunes pueden ser el miedo a dejar caer al bebé cuando lo sostienen en brazos, o el miedo a poder lanzarlo desde alguna altura y a hacerle daño.

Este tipo de pensamientos son más comunes de lo que la gente puede pensar, y pueden pertenecer a diferentes tipos de trastornos o bien incluso pueden ser un síntoma aislado. En la mayoría de casos suelen pertenecer a un trastorno obsesivo compulsivo  (TOC), aunque también pueden ser presentes en un trastorno de ansiedad generalizada  (TAG), en estados de estrés post-traumático, o también a un estado depresivo. Por ello, lo más adecuado es valorar cada caso en concreto.

¿Y si por haberlo pensado es que en realidad lo deseo hacer? Esta es la pregunta clásica de un paciente que sufre fobia de impulsión. Esa posibilidad les atemoriza y les pone tremendamente ansiosos. La clave de este tipo de fobias está en que la persona es consciente y reconoce que no quiere realizar la acción que le pasa por la cabeza, pero tiene miedo de descontrolarse y llevarla a cabo.  De hecho, se puede asegurar que es muy improbable que una fobia de impulsión se convierta en un acto real.

Estos pensamientos pueden provocar tanta ansiedad que a algunas personas les resulte difícil llevar una vida normal. En algunos casos incluso puede llevar a conductas evitativas, destinadas a que no se confirmen sus pensamientos, como tirar todos los objetos punzantes que tienen en casa, alejarse de sus hijos, no ir al metro por miedo a arrojar a alguien a las vías, etc. La mayor parte de la población tiene en ocasiones pensamientos de este tipo, pero pasan por nuestra mente y tal como entran, se van, no nos quedamos rumiando en ellas si no que las desechamos fácilmente. Como cualquier otro pensamiento, si intentamos suprimirlo y arrojarlo fuera de nuestra mente, se producirá el “efecto rebote”. Es como si te digo que pienses en cualquier cosa, pero bajo ningún concepto pienses en una naranja…. ¿En qué has pensando? Exacto, te ha venido una imagen de una naranja a la mente. Basta que no quieras pensar en algo para que no se te quite de la cabeza, por ello, debemos tratar los pensamientos con amabilidad. No debemos regodearnos en aquellos que nos provocan malestar o incomodidad, pero si aceptarlos y ser permisivos.

Pero, ¿y si finalmente lo hago? La pregunta clásica que aparece en estos casos. A pesar de este miedo a perder el control, como he dicho anteriormente, la realidad es que la probabilidad de que lo que pensamos pueda llegar a ocurrir es muy muy pequeña. Algunas personas con mayor tendencia ansiosa o fóbica, confunden posibilidad con probabilidad, y creen que porque algo es posible será probable que les ocurra, aunque saben en el fondo que este pensamiento no es realista. En la fobia de impulsión, el estímulo elicitador de miedo es el propio pensamiento del paciente. Es decir, la persona se tiene miedo a si misma, a su propia mente. Ese tipo de pensamientos dificilmente se convertirán en realidad, ya que son pensamientos de tipo egodistónico, es decir, la persona en realidad no se siente identificada con lo que piensa ni tiene deseo de hacerlo.

¿Que podemos hacer ante este tipo de pensamientos? Hay que valorar el malestar que produce la fobia de impulsión y plantear el tratamiento más adecuado. El tratamiento psicológico se realiza a dos niveles: el cognitivo y el conductual:

  1. A nivel cognitivo, el primer paso es ser consciente de que es el pensamiento propio el que nos está asustando. Somos víctimas de nosotros mismos y conocer esto es esencial para frenarlo. El segundo paso es dejar de darle importancia a estos pensamientos, todos tenemos pensamientos absurdos, a veces agresivos, blasfemos, etc, pero por lo general no le damos apenas importancia. Otro ejercicio mental recomendable es dejar a tus pensamientos estar, amablemente, sin juzgarlos. Tú seguirás haciendo tu vida normal aunque ellos estén ahí porque sabes que no significan nada más que lo que tú quieras que signifiquen.
  2. A nivel de conducta, la persona con fobia ha de exponerse a sus propios temores, hasta que, por un mecanismo psicológico llamado habituación, se reduzca la ansiedad a niveles normales.
  3. En algunas ocasiones se recurre al tratamiento farmacológico, concretamente ansiolíticos o fármacos que trabajen los circuitos serotoninérgicos, pero  siempre hay que valorar cada caso. A menudo se complementa el tratamiento médico una vez ha mejorado el síntoma con tratamiento psicológico.

facebook-icon twitter-icon you-tube-icon gmail-icon

Sigue leyendo “Fobias de impulsión”

Ana y Mia: amistades peligrosas

¡Hola a todos! Hoy os quiero presentar a Ana y a Mia, dos referentes para en especial muchas adolescentes, fieles seguidoras (autodenominadas princesas) de, como ellas lo llaman, sus estilos de vida.

Ana y Mia no son personas reales, ni personajes de ficción. Ana simboliza la anorexia nerviosa, mientras que Mia simboliza la bulimia. Las pro-Ana promueven la anorexia no como una enfermedad, sino como una elección de estilo de vida. Los mismo ocurre con las pro-Mia en relación con la bulimia. Se denominan webs ‘Pro-Ana‘ (proanorexia) y ‘Pro-Mía‘ (probulimia) y en ellas se ofrecen consejos, dietas o ejercicios (algunos muy extremos) con los que perder peso rápidamente.

La existencia de estos grupos se remonta a la década de los 90, pero gracias a internet (a través de webs, foros y especialmente blogs) se han extendido y popularizado a una velocidad estrepitosa. A través de la red las chicas, en algunos casos niñas (y aunque en un porcentaje mucho menor, también chicos) comparten consejos de lo más macabros que inducen a normalizar el trastorno alimenticio y a verlo como el único método para estar extremadamente delgada.

En muchas de estas webs no solo se brindan técnicas peligrosísimas para adelgazar, sino que también están destinadas a personas que ya padecen el trastorno, animándolas a seguir utilizando una serie de comportamientos orientados a alcanzar el cuerpo considerado para ellas como perfecto. Especialmente se difunde material fotográfico, audiovisual, relatos, etc. Premisas como: “Porque la comida es como el arte, existe sólo para mirarla”. “Si algo se te antoja y no te puedes resistir, mastícalo y luego escúpelo”. “Come hielo si sientes mucha hambre”. “Si quieres comer, coge fotos de gente que admiras por estar delgada y mírate en el espejo, compárate, busca siete errores en tu cuerpo”, afirmaciones de este calibre se pueden encontrar en estas webs, donde las blogueras ofrecen asesoramiento para adelgazar y llegar a ser “princesas”.

Las modelos se transforman en el prototipo de imagen ideal, en princesas, no solo por sus cuerpos sino también por su condición social, pues estas chicas buscan no solo sentirse “perfectas” consigo mismas, sino también a ojo de los demás. No pueden soportar escuchar que están demasiado delgadas, ya que consideran que nunca se está demasiado delgada. Es por ello que las pro-Ana y pro-Mia justifican continuamente su proceder y destacan la forma de percibir los trastornos alimenticios como un estilo de vida alternativo, así como algo que debería estar socialmente aceptado.

Existen otros casos más minoritarios, en los que las chicas reconocen la anorexia nerviosa y la bulimia como enfermedad, pero han decidido no buscar ayuda ni tratamiento, manifestando sus ganas de morir, describiendo formas de autolesionarse y relatando ideas suicidas. Aparte de la simbología, los consejos y las dietas, entre los contenidos más duros de estas páginas, figuran las técnicas autoagresivas a las que denominan “Pro-Si” (pro-selfinjury) con las que enseñan a las usuarias a infringirse diversos grados de dolor con el objetivo de “quemar calorías” y “reforzar el autocontrol”. En algunas de estas webs también se encuentran secciones donde se intercambian nombres de medicamentos, diuréticos, adelgazantes… Incluso se fomenta el empleo de cocaína para disminuir y controlar el apetito, así como las anfetaminas, el tabaco, el alcohol o el éxtasis.

Es común encontrar en ellas lazos blancos virtuales o mensajes que animan a llevar pulseras rojas (Pro-Ana) y moradas o negras (Pro-Mía) para reconocerse unas a otras en cualquier lugar. Todas ellas son ilustradas además con fotos “thinspiration” (del inglés, inspiración de delgadez), que promueven un ideal de belleza de aspecto frágil, con mujeres escuálidas.

pro ana

“Se da una jerarquía muy fuerte en estas páginas. En lo más alto están las Anas (anoréxicas), las restrictivas; y en lo más bajo las Mías (bulímicas). Las que están arriba denominan a las de abajo con términos despectivos como, por ejemplo, cerdas; y éstas aceptan ese trato porque su objetivo es conseguir que una Ana las ayude a dejar de comer. Las relaciones que establecen son además extremadamente falsas, pues raramente se ayudan entre ellas.

Laura Kohlgrüber (seudónimo) es responsable de uno de estos blogs. Tiene 28 años y lleva desde 2008 recopilando en su web dietas que prometen, por ejemplo, adelgazar cuatro kilos en tres días. Ella misma actúa como ‘conejillo de indias’, probando los ‘consejos’ que ofrece, y asegura haber bajado más de 35 kilos en el tiempo que lleva con la página. Ella admite que con frecuencia recibe comentarios críticos, pero que no se siente afectada porque están hechos sin fundamento. Según ella, “son personas que no han leído el blog y atacan pensando que mi intención es inducir a la anorexia y la bulimia, lo cual es 100% falso”. Además, añade que “desde casa, los padres están en la obligación de explicarles a sus hijos lo bueno y lo malo, lo cual servirá de base para las malas o buenas decisiones que tomen en su vida. No pueden echar la culpa a los blogs y otros contenidos de la red de los problemas que en realidad se encuentran en entornos más cercanos como el hogar o la escuela”.

Los especialistas consideran estás páginas criminales, en especial para las jóvenes en edad influenciable o de baja autoestima, por el peligro que representan hacia la vida. Según datos de la Agencia de Calidad de Internet (IQUA), el 75% de los usuarios de estas páginas son menores de edad y el 80% son chicas. Además, según una encuesta realizada por Protégeles, publicada en diciembre de 2007 y realizada a menores con edades comprendidas entre 8 y 17 años, el 17% de los menores que usaban internet visitaban páginas ‘Pro-Ana’ y ‘Pro-Mía’ y el 26,2% de chicas y el 15% de los chicos accedían a ellas para perder peso. Según el Dr. Cánovas, “el grueso de las que visitan esas páginas son niñas de 14 a 16 años que están en un momento de desarrollo que son especialmente vulnerables a lo que hacen y dicen otras personas, sobre todo de su edad”.

La forma más común de acceder a estar páginas es mediante la búsqueda de frases tipo “consejos para vomitar” o “como adelgazar rápidamente”. Se ha abierto un debate en referencia a la legalidad de estas páginas. Muchos sitios web han sido clausurados y en las redes sociales se ha tomado una postura activa, contrariando y desaconsejando estas prácticas. Existen movimientos en contra de los grupos pro-Ana y pro-Mia que se dedican a identificar, reportar y clausurar web, blogs, videos de youtube, grupos de facebook y twitter; y a su vez ofrecen asistencia para las víctimas de la enfermedad. Hay abierta una petición en Change.org pidiendo al ministerio de Justicia y Sanidad que las regule. Desde el año 2005, el Defensor del Menor junto con los responsables de Protégeles denuncian su existencia. En España, estas páginas son legales. Su contenido no vulnera el Código Penal vigente, lo que hace más difícil su cierre. A raíz de la petición en Change.org, este medio se ha puesto en contacto con los ministerios de Justicia y Sanidad para conocer si hay algún plan en marcha para ilegalizarlas. “Nosotros llevamos años trabajando en el tema y pidiendo una regulación”, asegura Guillermo Cánovas, presidente de la Asociación Protégeles. “Con la ley en la mano no podemos cerrar estas páginas, pero hemos conseguido, gracias a la colaboración de los servidores donde están alojadas, que más de 500 hayan sido eliminadas”. Por el contrario, en otros países como Francia o Italia sí existe una regulación en torno a pro-Ana y pro-Mía. En Francia, por ejemplo, desde 2008, los responsables de estas páginas pueden llegar a enfrentarse a tres años de cárcel y una multa de hasta 30.000 euros. Los expertos aseguran que, en nuestro país, por cada página que se cierra se abren cinco nuevas.

pro mia

Los médicos comenzaron a tener conocimiento de este tipo de publicaciones al percibir que pacientes que se encontraban en fases iniciales del trastorno alimentario conocían “trucos” propios de enfermas crónicas. “De esta forma consiguen acelerar el descenso ponderal, tanto mediante la restricción alimentaria como con el ejercicio físico y conductas purgativas”, comenta Eva Lago, responsable de un estudio en torno a estas webs elaborado por la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario Son Espases. “En estas páginas se promueven las denominadas “carreras de kilos”, que son campeonatos para adelgazar, y de esta forma se motivan unas a otras para la pérdida de peso. Asimismo, el hecho de que las pacientes con anorexia o bulimia nerviosa consulten estas páginas nos da una idea del grado de obsesividad de las mismas y de la baja autoconciencia que tienen del trastorno”.

Estudios realizados en grupos de personas que padecen anorexia nerviosa y/o bulimia han demostrado una fuerte relación entre la depresión y los trastornos alimenticios, muchas de las chicas poseen historias de depresión previas al desencadenamiento del trastorno. El perseguir la delgadez no conlleva a alcanzar la felicidad, todo lo contrario: cuanto mayor es el trastorno alimenticio, más difícil es alcanzar la felicidad, el bienestar y la seguridad. La inanición aguda genera cambios de personalidad y comportamientos, que desaparecerán cuando la persona deje atrás la enfermedad. La búsqueda del cuerpo perfecto a cualquier coste, donde el peso se convierte en algo obsesivo, haciendo aparecer sentimientos como la culpa, la ansiedad, el miedo y la pérdida de control sobre la alimentación como resultado del fracaso por la concepción del ideal no alcanzado. Confianza y seguridad son los primeros damnificados en la carrera por el control del cuerpo ideal.

El Dr. Cánovas afirma: “No se puede acabar con estas páginas porque van buscando servidores distintos. Es una guerra diaria, pero tenemos que tener muy claro que es un contenido perjudicial para los menores, que se tiene que ilegalizar. Al igual que la apología del racismo o la xenofobia, la incitación de estas enfermedades debe estar tipificado también para que podamos actuar”.

Os dejo un video de SETCA, donde diversas chicas relatan la relación de los trastornos alimenticios e internet. Aunque está en catalán creo que se entiende perfectamente…

facebook-icon twitter-icon you-tube-icon gmail-icon

 

Sigue leyendo “Ana y Mia: amistades peligrosas”