Sectas, la conquista de la mente

 

¡Hola a todos! El post de hoy va dedicado a algo complejo, delicado y  poco tratado en nuestra sociedad. He decido escribir sobre este tema porque aunque no es una patología de salud mental sí que está estrechamente relacionado con la mente y el bienestar mental. Hoy vamos a hablar de las sectas. Además, es un tema de actualidad pues coincide con la reciente liberación de Patricia Aguilar, la española captada por la secta “Gnosis” en Perú.

1

El concepto o idea de secta ha cambiado en los últimos 15-20 años. Atrás quedó, por ejemplo, la imagen del grupo liderado por Charles Manson a finales de los años 60.

2

Hoy en día son muchas las sectas que realizan presentaciones en grandes hoteles, que hacen uso de académicos respetables y de un lenguaje muy cuidado y estudiado. Actualmente el discurso suele estar más centrado en el crecimiento personal y el cuidado de uno mismo (sea físico, mental y/o espiritual), por lo tanto cuando hablamos de sectas no se tiene porque tratar de algo exclusivamente religioso.

Se mantiene la figura del maestro o líder (carismático y autoproclamado). El perfil psicológico de un gurú de secta es altamente complejo, son personas con grandes capacidades para seducir a los participantes del grupo mediante su locuacidad, labia y un alto grado de habilidades sociales. Son caprichosos, narcisistas y tiránicos, y acaban abusando verbal, física e incluso, en ocasiones, sexualmente de sus miembros. No soportan que se cuestione su autoridad y buscan parasitar a sus miembros para extraerles todos sus recursos. Se mueven por la necesidad de controlar a los demás para conseguir sus propios fines. Son especialistas en captar las debilidades de la gente para proporcionarles lo que necesitan y así atraerlos aún más hacia ellos.

Hay que resaltar el funcionamiento y estructura de grupo (las cuales son jerárquicas-piramidales), en la cual no se permite ningún cuestionamiento ni crítica y donde se utilizan recursos de control de la personalidad de manera sistemática (o lo que es lo mismo, una influencia excesiva y no ética).

Mucha gente piensa que el único objetivo de las sectas es lucrarse económicamente, que también, pues el dinero es la maquinaria que lo mueve todo, pero realmente lo que éstas buscan es “conquistar la mente“, es decir, ir ocupando progresivamente suficiente espacio en la mente para que al final todo aquello que defina a uno como persona (intereses personales previos, estudios, trabajo, relaciones de pareja, amistades, …) se vaya subvirtiendo radicalmente y progresivamente. En definitiva, buscan el poder sobre la mente de la persona, se nutren de ella. El dinero viene después, en un segundo momento (casi siempre bajo un pretexto), una vez la voluntad ha sido controlada, haciendo creer a la persona que las donaciones las realiza de manera voluntaria, no siendo consciente del “lavado de cerebro” previo al que ha sido sometido.

Términos emergentes como coach o personal shopper, o profesiones como dietista o terapeuta, son la tapadera de algunas sectas. Aquellas en las que que no hay una regulación precisa o donde cualquier persona puede autotitularse son un puerta para estos grupos.

44

Pero, ¿Qué lleva a alguien a introducirse en una secta? ¿Qué sucede una vez dentro de ellas? La entrada en estos grupos suele darse de manera suave y progresiva, mediante un proceso de seducción. Normalmente este punto coincide con un momento de crisis personal del individuo, lo que hace que éste se encuentre mas vulnerable y aumente su necesidad de encontrar solución a sus problemas. De esta manera son más frágiles las personas que sufren de soledad o padecen una crisis existencial.

Una vez dentro se emplean tácticas poco éticas de influencia social. La ideología impartida por el líder es la única válida y no hay lugar para dudas. Buscan que la persona doblegue su personalidad y termine acatando todas las indicaciones impuestas, provocando una desestabilización emocional. El secretismo es otro de los rasgos característicos de las sectas: Lo que sucede dentro no puede contarse fuera. Además, se les hace creer a los miembros afortunados por conocer dichos secretos y así jugar con el sentimiento de exclusividad.

Según el sociólogo británico Bryan Wilson, algunas características comunes a todas las sectas son:

  1. Las personas se afilian de manera voluntaria (aunque puede ser inducida).
  2. La afiliación puede ser sometida a examen por las autoridades del grupo.
  3. Puede existir una pequeña élite de personas a las que se les asignen “conocimientos secretos” o habilidades especiales a la que se puede llegar a base de ir “escalando” dentro del grupo.
  4. Existe una pretensión de exclusividad, por lo que se sanciona a quien contraviene a la doctrina, los preceptos morales u organizativos del grupo.
  5. Se aspira a la perfección personal.

5

La salida de una secta varía según la persona y el tipo de secta, por ejemplo, es diferente el proceso en una persona que ya nació dentro de una al de otra a la que se unió más adelante y en edad adulta. Se trata de un proceso duro, en la que por lo general la persona sale con una sensación de trauma y ruptura a todos los niveles y tiende a pasar por una etapa bastante crítica, donde pierde confianza en sí mismo y en las relaciones humanas, problemas de autoestima, de concentración, inseguridades, etc. En ocasiones dejan a gente dentro del grupo (amigos o familiares) que tras el abandono no solo sufren dicha pérdida sino que además son repudiados y tratados como traidores. Por tanto a las dificultades propias de la salida se sumará el trato por parte del grupo.

Es normal que tras la salida uno piense que no volverá a levantar cabeza, por ello es tan importante la ayuda profesional y el acompañamiento para remontar esta situación. Pasado un tiempo y con el trabajo adecuado, sensación de liberación, bienestar y tranquilidad regresan a la vida de la persona, a la vez que la capacidad crítica para evaluar el tiempo de permanencia en el grupo.

Sin duda la salida es un camino largo y duro que nos da para escribir otro post dedicado exclusivamente a eso.

Recomiendo a todos la visualización del reportaje “Sectas“, producido por Estudios Molécula junto con la Asociación Iberoamericana Para la Investigación de Abuso Psicológico (AIIAP), y que fue presentado en el año 2015 en el I Encuentro Nacional de Profesionales, Familiares y Ex-miembros de Sectas. Dicho reportaje es conducido por el psicólogo experto en sectas Miguel Perlado y en él son entrevistados varios ex-miembros de diferentes sectas, respondiendo cada uno a una serie de preguntas en base a su experiencia personal. Dichas preguntas son las siguientes:

  • ¿Cómo fue la entrada al grupo?
  • ¿Cómo era el maestro/a?
  • ¿Hubo presión? ¿Se exigía compromiso?
  • ¿Cómo era la vida dentro del grupo? ¿Se planteaban dudas?
  • ¿Se producían vejaciones y/o humillaciones?
  • ¿Tuviste que hacer aportaciones económicas?
  • ¿Cómo fue la salida del grupo?
  • ¿Cómo es ahora tu vida?

 

 

Espero que os haya gustado el post. Algo diferente y aunque, desde luego no soy una experta en el tema, considero de vital importancia tratar, pues son muchas las personas que piensan “yo jamás caería en algo así”, o que tienen familiares en esta situación, y en un momento de desesperación van cayendo poco a poco sin ser conscientes de lo que está sucediendo. Por tanto ¡la información es poder!

Continue reading “Sectas, la conquista de la mente”

Uno de cada cinco. Hablemos de depresión.

Como si te chuparan toda la energía, las ganas, la ilusión, … y a partir de aquí tú tienes que vivir igual” , “rodeado de gente que no le pasa, y parece que tú eres idiota” , “es el estado más próximo a la muerte

¡Hola a todos! hoy quiero tratar un tema del que hace tiempo tengo ganas de hablar, porque creo es necesario hacer esta enfermedad visible, darle la importancia que tiene, que no se utilice banalmente su nombre, y concienciar a la gente que no es sinónimo de tristeza. Hoy hablaremos de la depresión.

El pasado domingo 28 de enero se emitió el primer programa de la temporada 14 de “Salvados“, conducido por el periodista Jordi Évole, con el siguiente titulo; “Salvados: uno de cada cinco”. Me pareció realmente interesante la forma en que abordaron el tema y la forma de “desnudarse” de los participantes con sus testimonios, así que pensé que sería un buen momento para escribir un post sobre este tema 🙂

En dicho reportaje participan seis personas. Tres de ellas han sufrido en primera persona la depresión: Georgina Giner, Noelia Ortiz e Iván Ferreiro; una chica que vivió el suicidio de su madre por depresión: Carmen Gómez; y dos expertos en la patología: Enric Álvarez (Director psiquiatría Hospital de Sant Pau) y Rosa Baños (Directora psicopatología Universidad de Valencia).

La depresión, según la OMS, es “un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración”. 

 A Georgina le diagnosticaron la enfermedad los 17 años. A través del sistema público de sanidad le proporcionaban un seguimiento muy básico: ver a un psiquiatra cada tres meses, una consulta de duración muy breve (unos quince minutos), junto con medicación psiquiatría diaria. No importaba el motivo por el cual había enfermado, la solución eran las pastillas. Le dijeron que la depresión era en psiquiatría como un resfriado, que quizá un día volviera a resfriarse pero que no pasaba nada, volvería a tomar la medicación y listo.

El caso más grave lo encontramos en Noelia. Según cuenta, llegó a estar en un estado casi catatónico, agotada, cansada de sufrir y de tener dolor, así durante 23 años.

Ivan Ferreiro es un conocido cantante y compositor que también sufrió depresión. Él cuenta como cuando sus hijos tenían tres y cinco años pensaban que su padre era más mayor que su abuelo.

El principal problema al que se enfrenta la etiqueta de “depresión” es que se ha vulgarizado su nombre, confundiéndolo con la “tristeza“. Este último término es una de las emociones básicas de los seres humano, todas las personas de este mundo han padecido esta emoción, mientras que, la depresión, provoca un sufrimiento devastador en aquellos que lo padecen, además de no tener nada que ver con cualquier otra enfermedad. El Dr. Álvarez describe sus signos:

  • Incapacidad de sentir ningún tipo de placer (anhedonia).
  • Intolerancia al estrés; incluso para la toma de decisión más leve o banal.
  • Intolerancia al dolor; cualquier molestia física provoca un dolor insoportable.
  • Alteración de los ritmos circadianos, es decir, la estructura del sueño de pierde y aunque duermas no quiere decir que hayas descansado.
  • Disfunción cognitiva; a nivel intelectual la persona está como perdida (falta de memoria, incapacidad de síntesis, dificultad para recordar, etc…).

A esto hay que sumarle la ideas que van apareciendo en consecuencia en los puntos anteriores: culpa, negación, ruina, muerte, … De hecho, en el 2030, la depresión será la principal causa de discapacidad en el mundo. El Dr. Álvarez lo explica de la siguiente manera:

Rosa Baños explica como se ha avanzado muchísimo en la prevención y tratamiento de otras muchas enfermedades, evitando la aparición y cronificación, pero no en el caso de la depresión. Estos expertos calculan que aproximadamente 2.500.000 de españoles podrían estar padeciendo esta enfermedad en la actualidad.

Carmen convivió con la depresión de su madre durante años, hasta que esta acabo terminando con su vida. Ella cuenta como la animaba a ponerse los zapatos para salir a dar un paseo juntas [¡vamos, espabila” ¿qué haces ahí tirada? ponte los zapatos y vamos pasear juntas] más tarde comprendió que era como si le dijera a un minusválido que se pusiera a andar, que realmente su madre no podía. También explica la preocupación del cuidador o, en este caso, la familia, en referencia a la medicación. No podía vigilar constantemente que se tomara sus pastillas, así que cuando salia de casa la duda de si lo haría o no era una preocupación constante.

Otro aspecto en relación a la depresión es el tema farmacológico, ¿por qué existe ese rechazo a la medicación?. Los fármacos psiquiátricos no son una ciencia exacta, con esto me refiero a que no la misma medicación sienta igual a todo el mundo, al igual que la dosis, la interacción entre varias pastillas diferentes, el momento del día en el que se tomen, etc. Es de lo más normal que los fármacos antidepresivos tarden en hacer su efecto un par de semanas, no tienen un efecto inmediato y por ello es tan importante no olvidar de tomarlos. Ciertos ansiolíticos puede causar demasiada somnolencia, o llegar a provocar la sensación de “ir un poco drogado”. La medicación psiquiátrica no tiene como objetivo “dejar sin voluntad, o como un zombie” a aquellos que recurren a ella, por eso es tan importante tomarla correctamente y hacer un seguimiento frecuente con el especialista hasta dar con los fármacos y las dosis adecuada a cada persona. Este rechazo es general, no solo del enfermo sino de su entorno, un rechazo que no se muestra hacia otro tipo de medicamentos, en cambio a los relacionados con salud mental sí. Como cuenta Georgina en el reportaje “si hay algo que apacigua el dolor y te ayuda a seguir con tu vida”, ¿por qué rechazarlo?, aunque añade que el problema es que cuando uno acude a Atención Primaria es la única salida que te dan. El Dr. Álvarez apunta algo realmente interesante: siempre hay gente del entorno que preguntan si no hay nada natural antes que recurrir a la medicación, pero, como dice el Dr. “como si fuera químico, que no es verdad, no están sacados de ninguna molécula sintetizada. Los antidepresivos son sacados de moléculas que hay en la naturaleza que se ha demostrado que tienen propiedades“. Rosa Baños añade que si es cierto que existe una hipermedicalización en relación a la depresión (refiriéndose a la leve), achacando este problema a la atención primaria, ya que es la solución más inmediata que ofrecen. Poder acceder a otro tipo de tratamiento para esta enfermedad desde la sanidad pública es un proceso lento y complicado, y que no es igual en todas las comunidades autónomas, ya que unas ofrecen vías de las que otras no disponen, por ello son elevadas las cifras de pacientes que, cuando por fin pueden acudir al psicólogo o al psiquiatra después de meses de espera, ya están medicalizados.

Otro punto interesante y del que ya hablaremos en otro post es el ingreso hospitalario en una unidad de salud mental. Noelia narra su experiencia debido a sus múltiples ingresos, varios de ellos causados por los efectos secundarios de la medicación. El ingreso es un paso desagradable al que siempre se le intenta ahorrar al paciente (“te registran, te quitan movil o cualquier objeto con el que te puedas autolesionar, te miran a ver si te has tragado la medicación, …“), ya que hay un protocolo especifico dentro de la unidad de psiquiatría que deben seguir todos los pacientes ingresados, sea con el diagnóstico que sea.

Cuando se trata de una depresión crónica, grave y duradera, se puede contemplar otro tipo de tratamiento: La terapia electroconvulsiva (TEC) o electroshock, (otro tema muy interesante que queda pendiente para otro post!) que aunque su nombre recuerde a tiempos de antaño es algo que se sigue practicando, dentro de un protocolo y con un conocimiento científico mejorado al de tiempo atrás. Se programan sesiones a lo largo de las semanas y se suelen obtener muy buenos resultados en la mayoría de casos, no obstante hay un riesgo de secuelas neurológicas (pérdida de memoria, dificultad a la hora de encontrar ciertas palabras, etc). En el reportaje nos hablan también de la estimulación cerebral profunda (ECP). Hay ensayos clínicos que avalan que la ECP en el caso de personas con depresión resistentes a todos los tratamientos (incluido el TEC), pueden mejorar de su patología. Pero, ¿en qué consiste el ECP? Fisiológicamente hablando, en el córtex prefrontal hay una zona que las personas con depresión tienen siempre activa; mediante unas coordenadas se llega al área G25 del córtex prefrontal, ahí se pone un neuroestimulador, concretamente dos: uno en cada lado; se cierran y administran una anestesia para enterrar el cable hasta el abdomen, punto donde se coloca la batería. Todo este proceso se realiza con anestesia local.

No todos lo tratamientos son válidos para todos lo enfermos. En la depresión,

  1. Un 40% se curan con un tratamiento farmacológico exclusivamente.
  2. En el segundo eslabón están los que combinan diferentes tratamientos farmacológicos (aquellos con diferente mecanismo de acción o que actúen sobre distintos neurotransmisores).
  3. En el siguiente escalón están las personas a las que se tratan con TEC, donde la mejoría es del 90% de los enfermos.

¿La depresión se cura?… Hay tratamientos para curar la depresión, además, con unos  muy buenos porcentajes de eficacia y efectividad, el problema es la accesibilidad a ellos. En primero lugar en muchas ocasiones hay un problema de no identificación del problema, es decir, no solo gente que no acude al médico por estigma, sino también el diagnóstico erróneo. Algo a destacar es la unanimidad entre las personas entrevistadas que piensan que el sistema sanitario público español, la Seguridad Social, no está preparada ni tiene los medios para hacer frente a esta enfermedad, tan grave como muchas otras. Frecuentemente las personas que padecen depresión terminan acudiendo al sistema privado.

También se resalta la figura del psicólogo, y de su importantísima función en todo este proceso, reclamando al menos uno por cada área básica de salud. A nivel europeo, España tiene unos de los peores ratio psicólogo-psiquiatra, además, somos de los pocos países que tenemos la ratio inversa (normalmente hay el doble de psicólogos que de psiquiatras, en nuestro país en cambio tenemos la mitad de psicólogos clínicos que psiquiatras).

Hay una relación muy directa entre la depresión y el suicidio. Hay dos estadísticas que relacionan ambos temas: 1. De hace aproximadamente treinta y cinco años en la que apuntaba que el 15% de los enfermos de depresión acaban suicidándose. 2. La última habla de un 7-8%. Cuando hablamos de esto nos referimos a suicidios consumados, excluyendo intentos o ideas, personas que realmente acaban con su vida. En un momento de la entrevista de Évole, el Dr. Álvarez se refiere a este porcentaje como “personas que se matan“, a lo que Carmen añade algo en lo que estoy absolutamente de acuerdo y considero que todos deberíamos tener muy claro: “no es lo mismo suicidarse que morir por suicidio“, realmente esto es así, ya que como explica Carmen “en el primer caso la persona quería hacerlo, en cambio la segunda fue la enfermedad lo que provocó el desenlace” , para ella su madre en lugar de morir de, por ejemplo, cáncer, murió por suicidio, porque tenía una enfermedad que no pudo superar. Algo interesante que apunta Jordi Évole es que el conoce un caso de unos amigos (él se suicidó y su pareja lo encontró) que aunque han pasado años nunca ha sido capaz de hablar del tema con ella, lo que a mí me hace pensar hasta que punto existe una estigmatización en referencia a este tema, así como el temor a hablar de ello, o como dicen los participantes del reportaje: “es un tema tabú“. Iván Ferreiro apunta también a que cuesta hablarlo con los familiares ya que en muchas ocasiones estos tienen un sentimiento de culpa, de que no le cuidaron bien, que no ayudaron a esa persona, incluso de que fue culpa de ellos, cosa que no es cierta.

A cualquiera le puede ocurrir” . “Todos somos candidatos” .

Personalmente debo dar las gracias a todos los participantes por desnudarse así ante la cámara. Gracias por hacer visible una de las enfermedades más importantes de este siglo y ayudar a acabar con la estigmatización de la palabra depresión.

Recomiendo ver el reportaje completo pinchando en este link. Si prefieres escuchar el podcasts haz click en este otro link. Continue reading “Uno de cada cinco. Hablemos de depresión.”

TCA: ¿la anorexia es solo cosa de mujeres?

¡Hola a todos! En el post de hoy vamos a tratar un tema que en muchas ocasiones es ignorado y, sobretodo, desconocido: Los trastornos alimentarios masculinos.

Por trastornos alimentarios comunes entendemos la anorexia nerviosa, la bulimia y el trastorno por atracón (ingerir gran cantidad de alimentos hipercalóricos en muy poco tiempo), representando este último un 50% de los casos. La incidencia de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) entre el sector masculino es minoritaria en referencia al sector femenino, concretamente representan un 10% de los casos, además de pasar más inadvertida.

A pesar de haber sido un trastorno ignorado durante décadas debido a su difícil diagnóstico, no solo es un problema real; sino que también tiene sus particularidades. Diversos estudios realizados por la Universidad de Montreal basados en las historias clínicas de 279 pacientes de entre 11 y 36 años, hicieron posible que se identificaran tanto los denominadores comunes como las diferencias entre hombres y mujeres con anorexia nerviosa (estudio publicado en la revista Neuropsychiatrie de l’Enfance et de l’adolescence). En él se destaca que ambos sexos comparten el mismo temor por ganar peso o la obcecación enfermiza por llevar la cuenta de las calorías ingeridas.

img3

  1. Factores de riego:
  • El sobrepeso infantil, ya que en ocasiones tanto en la infancia como en la adolescencia se sienten rechazados y pasan de un extremo al contrario.
  • Rasgos de personalidad obsesiva.
  • Deportistas jóvenes de alto nivel, debido a que se les crea una expectativa elevada respecto a ellos. Si no están a la altura del nivel que incluso muchas veces ellos se han autoimpuesto, se sienten fracasados. Como consecuencia lo pagan con la comida y con el ejercicio físico compulsivo.
  • La ansiedad y la depresión.
  • Ciertas drogas que inhiben el apetito.

2. Estrategias empleadas para perder peso:

  • Recurrir a prácticas como los vómitos tras la ingesta y el uso abusivo de laxantes.
  • La obsesión por el ejercicio físico (vigorexia).
  • Puede haber una correlación con ciertos comportamientos cruzados con la depresión y el abuso de drogas.
  • Obcecación por contar las calorías, azúcares y grasas de los alimentos.

img1

3. Diferencias ante el tratamientos para hacer frente a la enfermedad.

El Dr. Enric Armengol (centro ABB. Barcelona) apunta que en varones la respuesta es más rápida que entre las mujeres, especialmente durante la primera fase de la terapia, donde se aborda la terapia conductual y cuyo objetivo principal es el de conseguir que el paciente recupere una ingesta saludable y deje de comer en función de cómo se siente emocionalmente.

Pero, ¿a qué se deben estos comportamientos diferenciados? El Dr. Armengol señala a el cerebro emocional del hombre, ya que dice que este “responde mejor a los mensajes que son directos y concretos”. Además, el perfil mayoritario del sector femenino con TCA es el de muy buenas alumnas, perfeccionistas y tenaces, algo que convierte en inconveniente los cambio de hábitos. Por el contrario, la mayoría de los chicos no son igual de estudiosos y exigentes, como comenta el Dr. Gonzalo Morandé (jefe de la unidad de TA del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús).

       4. Difícil diagnóstico:

Existe un problema mayor a la hora de diagnosticar la anorexia en hombres. Esto es  debido a la percepción generalizada de que se trata de una enfermedad de mujeres, lo que en ocasiones confunde a las víctimas, a sus familias e incluso a los propios médicos, sufriendo como consecuencia una falta de tratamiento y apoyo adecuado, como refleja un estudio realizado por las universidades de Oxford y Glasgow, y publicado en el British Medical Journal.

La duración del tratamiento, aunque en ciertas maneras sea de por vida para evitar recaídas, es un proceso largo de entre tres y cinco años.

img2

Asi pues…

  • Dos tercios de los enfermos se recuperan.
  • El tercio restante nunca se recupera del todo y convive con la enfermedad toda su vida. Además de seguir con algún tipo de síntomas, pueden sufrir de recaídas, desarrollar otras patologías a raíz del TCA, etc.
  • En el 5% de los casos la enfermedad se cronifíca.

Estas cifras se mantienen dentro del mismo rango entre hombres y mujeres.

Por último comparto un reportaje emitido en la cadena Cuatro sobre este tema:“Conexión Samanta: Los trastornos alimentarios son cosa de hombres”Para verlo haz click en el link.

facebook-icon twitter-icon you-tube-icon gmail-icon
Continue reading “TCA: ¿la anorexia es solo cosa de mujeres?”

¡¡¡He vuelto!!! :) :)

¡Hola a todos! después de un año muy complicado e intenso para mi… ¡¡he vuelto!! 🙂 🙂

Para mí este blog es en cierta manera una terápia, un hobby, una pasión. Me siento profundamente enriquecida cuando leo artículos, veo reportajes, y me informo por los temas que luego trato de adaptar a mis conocimientos para poderlos transmitir de la mejor manera que se a los demás.

Este año pasado 2017 fue muy intenso, un año que fue una montaña rusa de subidas y bajadas, de aprendizaje y de toma de decisiones. Este blog es mi pequeño tesoro, al que cuido y mimo porque deseo que los demás también lo puedan disfrutar.

Peeeeero…he vuelto para quedarme 🙂 así que espero estar a la altura y seguir compartiendo con vosotros este trocito de mi vida.

¡¡Nos vamos leyendo!!

img4

El faro de las orcas ··· el poder de los animales

¡Hola a todos! Los que me conocen saben que soy una amante del cine, que puedo ir casi a diario, sola, acompañada, a disfrutar de una buena película sin el ruido de las palomitas. Hoy vengo a contaros una casualidad de la vida. Había leído la sinopsis de “El faro de las orcas” y tenía pendiente ir a verla, pero pasaba por delante de la cartelera cuando veo un anuncio en pequeñito que ponía: mañana su director, Gerardo Olivares (director de Entrelobos), presentará la película en estos cines. Oh! sorpresa de las agradables, no solo iba a poder disfrutar del cine sino también preguntar al propio director acerca de la película. Así que ahí qué fuí para poder presentaros “El faro de las orcas“.

ff0bcb47-8667-4655-a1c6-f14bfd49e5a5

Gerardo Olivares, director de “El faro de las orcas”, en la presentación del filme en los cines Monopol (Las Palmas).

La película cuenta la historia de Lola, que viaja con su hijo Tristán, el cual padece autismo, hasta la Patagonia Argentina para encontrarse con Beto, un guardafauna que tiene una relación muy especial con las orcas salvajes. El motivo de este viaje tan largo: Tristán ha mostrado por primera vez en su vida empatía y respuesta de estímulos ante la visión de las orcas en un documental que vio por la televisión, donde Beto interactuaba con ellas. La determinación de Lola de luchar por la mejora de su hijo, la peculiar personalidad de Tristán y su relación con la naturaleza harán que la vida de todos ellos cambie para siempre.

el-faro-de-las-orcas-asi-se-hicieron-los-efectos-especiales_landscape

No os quiero desvelar mucho ya que la película se encuentra aún en cartelera, solo añadir que el trabajo a nivel técnico es admirable, ya que se ha rodado entre la Patagonia Argentina, Madrid y Fuerteventura. Su director viene del mundo de los documentales, así que la paciencia ya la tiene curtida a la hora de grabar escenas con animales, pero aquellas en las que se requería un contacto directo con las orcas se tuvo que recurrir a efectos especiales de la mano de grandes especialistas como son los que crearon al Monstruo de Bayona, o al Laberinto del fauno. A nivel interpretativo vemos a una Maribel Verdú tan maravillosa como siempre, a un menos conocido pero sensible Joaquín Furriel y a un sorprendente niño argentino de diez años, Joaquín Rapalini, que interpreta a un niño autista desde el mayor respeto y credibilidad imaginable. Las escenas de interior fueron grabadas en Madrid, mientras que las exteriores entre Fuerteventura y la Patagonia, por lo que el acting de sobresaliente.

hqdefault

Acompañada por una banda sonora que te envuelve y la emotividad del tema tratado, esta historia, basada en hechos reales, te conmueve y emociona desde lo más profundo.

La historia, además, está basada en hechos reales, y aunque como en toda historia está el toque del director con su parte de ficción, el niño al que interpreta Joaquín Rapalini es hoy un joven de veintitrés años con una vida estable dentro de sus capacidades y feliz. Para la grabación se contó con la ayuda del verdadero Beto, que indicó detalles como, por ejemplo, que el caballo se debía cabalgar sin montura porque él siempre lo había considerado así (de hecho, el caballo que aparece en la película es la cría del de la historia real).

efdlo_galeria001

Aquí os dejo el trailer y mi recomendación para que, sin dudarlo, vayáis todos al cine y disfrutéis de esta película que, una vez más, demuestra que el ser humano ha de estar en contacto con la naturaleza para mantener una óptima salud mental.

 

Viendo el filme recordé la intervención de Sergio Ramirez en El Primer Congreso Nacional sobre el Síndrome de Asperger (recuerdalo haciendo click aqui) en su ponencia “Asperger y reinserción socio-laboral desde las intervenciones con animales”, donde se habló de la asociación Nahai, y se recordó que en los niños con Asperger tener un perro además es un elemento facilitador a la hora de establecer relaciones sociales, ya que el simple hecho de sacarlos a pasear y encontrarse con otros vecinos con sus perros les permite conocer a los dueños y establecer un contacto. En Extremadura, recordar que existe también el centro educativo “Asociación de padres de niños autistas de Badajoz“, en la que su director, Francisco Javier Estévez, lleva a cabo una labor similar con caballos.

El-faro-de-las-orcas6.jpg