Elling

¡Hola a todos! Hoy vengo a recomendaros una película: Elling.

Se trata de una producción noruega, ganadora de varios premios y nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa en 2001, pero empecemos hablando del argumento: Tras la muerte de su madre Elling es ingresado en una institución psiquiátrica. Dos años más tarde está preparado para volver al “mundo real”. Junto con su compañero de habitación en la institución vivirán en un piso tutelado por los servicios sociales, donde comenzarán su reintegración en la comunidad. Tendrán que demostrar que son capaces de cuidarse de sí mismos. Pero, para alguien a quien entrar en un restaurante le resulta tan complicado como atravesar la Antártida, esta nueva vida está llena de obstáculos.

Este filme está inspirado en la novela “Brødre i blodet” (“Blood brothers”, 1996) del escritor noruego Ingvar Ambjørnsen.

Hay pocas películas donde se trate el tema de la desinstitucionalización psiquiátrica y el proceso de reintegración en la sociedad, además, si analizamos los personajes resulta curioso que, en especial al protagonista (Elling), es difícil de catalogarle con una patología en concreto. Si buscamos información por internet encontraremos todo tipo de opiniones y etiquetas. Podría padecer un trastorno de la personalidad evitativo, también tiene rasgos de trastorno de la personalidad obsesivo-compulsivo (¡OJO!, que no es lo mismo que un trastorno obsesivo-compulsivo, más conocido como TOC, pero de eso ya hablaremos en otro post), otra gente considera que tiene rasgos de autismo, y más concretamente rasgos de Asperger. ¿Mi opinión? En especial este caso no debemos etiquetar, a que lo interesante y lo importante de la película es el proceso de reinserción social.

Sobre Kjell Bjerne, el amigo y compañero de este proceso, tampoco conocemos su patología, aunque parece que sufre de cierto retraso mental y de una baja tolerancia a la frustración, con conductas autoagresivas en estas situaciones. Es clave en este tipo de circunstancias el apoyo que requieren estas personas durante este proceso y, como no, a lo largo de la vida. A lo largo de la película vemos que aparecen los celos por el temor de perder al compañero cuando éste hace un amigo. También el soporte recibido por parte del asistente social es clave (del que ahora hablaremos). Esto nos lleva a pensar que sin la ayuda y el apoyo de ambos, Elling no hubiera conseguido avanzar en su proceso de reinserción, lo que nos lleva a una reflexión: Imaginaros vuestra vida sin la gente que os acompaña en el día a día. Cualquier persona, sana o con una enfermedad, necesita de gente a su alrededor, necesita sentirse apoyado, querido, protegido. Es evidente que unos más que otros tienen esa necesidad, pero está en la naturaleza del ser humano. Eso hablando en una situación rutinaria, pero y si nos ponemos en una situación de mayor fragilidad, en la que somos más vulnerables, simplemente porque estamos pasando por una mala racha o un mal día. El sentirse apoyado y acompañado es clave para cualquier persona.

Retomando el tema anterior, el papel del asistente social es clave y su actitud nos puede resultar cuestionable. Frank Aasli tiene una postura en un principio bastante autoritaria e incluso algo agresiva, y cuando ves la película en un principio tiendes a pensar: “¡Qué  brusco!”, pero sin embargo su figura está presente en absolutamente todo el proceso, animándoles a ser autónomos, ayudándoles pero sin suplantarles, y reforzándoles las conductas positivas y cuando hacen un avance.

Los 3

En definitiva, recomiendo la película a aquellos que no la hayan visto, porque es un tema poco tratado y que quiere dejar de lado las etiquetas y centrarse en lo más importante en estos casos: vencer los temores, controlar la ansiedad, y ser capaces de llevar una vida lo más plena posible dentro de nuestras propias limitaciones.

Esta es mi opinión, pero si queréis saber más sobre esta película os invito a que visitéis el blog de MEDYCINE, donde hace su análisis. También si os interesa saber más sobre el tema de la institucionalización psiquiátrica el artículo de Francisco Javier Prada Pérez: “Elling (2001). La reforma de la asistencia psiquiátrica desde la óptica del enfermo mental. Análisis comparado con testimonios de la experencia en el antíguo Hospital Psiquiátrico de Navarra“, publicado en la Revista de Médicina y Cine.

facebook-icon twitter-icon you-tube-icon gmail-icon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s