Empowerment

¡Hola a todos! El post de hoy va dedicado al empowerment, o lo que es lo mismo: el empoderamiento, un término cada vez más utilizado en diversos campos, entre ellos el de la Salud Mental.

Empecemos explicando qué significa este término: entendemos por empowerment a la reclamación de igualdad de derechos en los colectivos que socialmente suelen ser marginados o minusvalorados. Por ello es aplicable al colectivo de pacientes y cuidadores de Salud Mental, en el cual se reivindica el ejercicio de derechos de las personas con este  tipo de problemas en igualdad de condiciones y oportunidades que las personas que no los padecen.

Quizás una particularidad en el campo de la SM es que el empowerment está liderado principalmente por familiares y profesionales dedicados a este campo antes que los propios pacientes.

La filosofía del empowerment tiene su origen en los Estados Unidos, con el enfoque de la educación popular desarrollada a partir del trabajo de Paulo Freire en los años 60, estando muy ligadas a los enfoques participativos. El uso moderno de empoderar parte de los movimientos por los derechos civiles, donde se creó todo un aparato conceptual que desde la cultura estadounidense se exportó a otras culturas, de modo que la palabra “empowerment” tomó fuerza inicialmente por el movimiento feminista. Fue tal el éxito que acabaron adoptándola movimientos, entre ellos el campo de la Salud Mental.

Dicho término se aplica a la habilidad de las personas afectadas por una patología mental para comprender y controlar los conceptos personales, políticos, sociales y económicos, y para la toma de decisiones.  Tanto los profesionales de la salud como la sociedad, en conjunto con los que padecen una patología mental tienen el poder de alejar prejuicios, así como la capacidad para hacer comprender que cada uno es, independientemente de la enfermedad que se padezca, una persona ante todo.

Expresiones paternalistas por parte de algunos profesionales e incluso de algunos familiares del tipo: “no tienes la capacidad de…” “deja que nosotros decidamos  qué es lo mejor para ti” provocan el inicio de un proceso de incapacitación legal, en muchísimas ocasiones no fundamentada provocando un autoestigma por parte del enfermo.

El empowerment se basa también en la idea del recovery (recuperación), es decir, en que los trastornos mentales no invaliden a quienes lo padecen sino que con un tratamiento y abordaje adecuado se pueden superar las dificultades y limitaciones que puedan acompañarles.

Además de ello, este término guarda cierta relación con el concepto de resiliencia (“capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”).

Haz clic en el link para acceder al documento colgado en la página web del Ministerio de Sanidad, Servicio Sociales e Igualdad del Gobierno de España, en donde podemos encontrar un pdf titulado “Empoderamiento del usuario de Salud Mental – declaración de la Oficina Regional para Europa de la OMS“, en el cual se nos recuerda que el empoderamiento no es un destino, sino un camino.

empowerment_campus_innovacion_educacion_y_desarrollo

A nivel individual, el empowerment es un elemento importante del desarrollo humano. Es un proceso de toma de control y responsabilidad de las actuaciones que tienen como propósito alcanzar la totalidad de su capacidad. En dicho proceso podemos destacar cuatro dimensiones:

  • La autoconfianza.
  • La participación en las decisiones.
  • La dignidad y el respeto.
  • La pertenencia y contribución a una sociedad más plural.

Para la persona, este proceso significa vencer una situación de impotencia y adquirir control sobre la propia vida. Todo gira en torno a la autodeterminación y la autonomía para que pueda ejercer más influencia en la toma de decisiones sociales y políticas, y, por supuesto, para aumentar la autoestima. Diversas comunidades pueden apoyar a las personas en este proceso, ¿Cómo? estableciendo redes sociales y movilizando la ayuda social; con la finalidad de mejorar la cohesión entre individuos y  apoyar a las personas que están atravesando periodos de vulnerabilidad.

refugees-1020274_960_720

Como características y cualidades para conseguir los objetivos del empowerment, podemos destacar:

  • La esperanza y el respeto.
  • La reclamación del derecho a una vida propia.
  • El sentimiento de conexión a los demás. No sentirse solo.
  • Ponerse en el lugar del otro y comprender que todos tenemos los mismos derechos.
  • Desarrollar aptitudes o habilidades que la persona considera como importantes.
  • Ser transparente en cuanto a la información.
  • Demostrar que el crecimiento y el camino no terminan, y que no están solos.

financial-equalization-1015282_960_720

Sin duda es un tema muy amplio, y del que se pude ir sacando diversos post profundizando más, pero con este espero que se entienda el término “empowerment” y que sirva de introducción para futuras entradas. Que nos sirva para, en muchas ocasiones, dejar de lado esa vena paternalista que a veces nos sale y entender que, enfermos, sanos, cuidadores, o profesionales de la salud, ante todo somos personas independientes, con nuestros derechos y opiniones, y acabar con el estigma social y, especialmente con el autoestigma que parece cada vez es más visible en nuestra sociedad.

Para finalizar el post comparto con vosotros este lipdub titulado “Una mirada diferente“:

facebook-icon twitter-icon you-tube-icon gmail-icon

  • Si queréis saber más sobre el tema os recomiendo visitar el blog “Tirando los muros“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s